Insanity



10.12.14


Desde su nacimiento Sex Pistols ha sido objeto de críticas. En términos sencillos, es un grupo que a pesar de no encontrarse activo se presta a ello, poseen tantos aspectos ambiguos que casi cualquier cosa que contra sus integrantes o su música quiera decirse será bien recibido por quien de antemano ya tiene su opinión preconcebida, por quienes buscan rasgar su nombre o su propuesta. Se les ha dicho farsantes, pequeñoburgueses, capitalistas, productos de la suerte, creaciones de la mercadotecnia, bobos, antimúsicos, y un largo etcétera. 

Las críticas, todas ellas, sean justas o no, propositivas o destructivas, son parte central del grupo. Sex Pistols no hubiera podido existir si no es con base a la crítica y la descalificación, ese fue el espíritu del grupo. 

Pocos supusieron, y muchos callaron, cuando escucharon las primeras estrofas de aquel hombre sin más aspiraciones que la música en sí misma: You never listened to a word that I said (tu nunca escuchaste -entendiste- ni una palabra de lo que he dicho). Si bien en cierto que en términos técnicos Sex Pistols no despuntaba (ahí una de las ramificaciones de su interesante propuesta), cuando se formó Public Image Limited (PiL) se les cerró la boca a casi todos. Las críticas que a First Issue eran absurdas hasta el grado de versar que se cometía la violación del paradigma del sonido de estudio al tener amplitudes de frecuencia pronunciadas de bajo producto del talento casi natural que Jah Wobble ejerce en PiL y su gusto por el Dub. No fueron pocos los que en un principio buscaron extender las mismas líneas de crítica a Sex Pistols hacia PiL… simplemente habían quedado absortos con la propuesta tan novedosa y futurista del grupo y se resistían a aceptarlo. 

Los primeros tres lanzamientos de PiL se encontraban acorde con la tendencia del After Punk, casi todos sus miembros habían pasado por bandas de Punk Rock, conocían el medio musical y eran una suerte de vanguardistas experimentales. La línea más dura estaba compuesta por un trípode de gran química; Keith Levene, Jah Wobble y John Lydon (puedes acceder a un concierto poco conocido dado en Estonia justo en este enlace). Efecto de las drogas, las fricciones que suelen encontrarse en grupos con miembros tan propositivos, así como la complicada personalidad de Lydon como cabeza del grupo se tradujo en una complicada separación una vez lanzado uno de los discos más subversivos, obscuros, densos y experimentales de la banda: The Flowers of Romance (puedes descargar el disco desde este enlace).  Después de él, Lydon queda como batuta y PiL pasa a convertirse casi en un proyecto solista con músicos invitados. El cambio de sonido, efecto de los nuevos integrantes, de inmediato se aprecia en los conciertos que se ofrecieron en Tokio en 1983, donde uno de ellos se publicó como “Live In Tokyo” (puedes acceder al material en este enlace).


El sonido y quienes le rodean se diferencian en diversos apartados. Primero, una migración de las composiciones basadas en el After Punk y el rock gótico desembocando en ritmos de la música Pop y Dance. Segundo, el matiz lúgubre de sus primeros trabajos se aclara, las composiciones posteriores son más vivas, más amarillas, más luminosas. Tercero, John Lydon abandona el papel del personaje pedante que le caracterizaba desde Sex Pistols, esa especie de actuación del artista desquiciado que invita a pensarle como un genio incomprendido y misterioso se abandona para dar entrada a un ser con más humanidad, más espontaneo, y, al final de todo, más seguro de sí mismo para hacer y decir lo que quiere al momento en que siendo transparente se divierte. Cuarto, en general sus integrantes ya no se tratan de principiantes o músicos con poca trayectoria, sino de profesionales, algunos de ellos con un importante nombre traídos de distintos sectores de la música, desde el funk, el industrial, el jazz, el pop, hasta el progresivo. Quinto, el nombre PiL ya se cotiza por sí mismo, ya no se trata de un grupo emergente que se presente como promesa que puede errar, sino de un proyecto que en sí mismo garantiza calidad que se sustenta en trayectoria. Sexto, abandono de la radicalidad, de la búsqueda del sonido que explora diversos extremos; dicho de otra manera, PiL ya no huele a ser un grupo de drogadictos.   

Con esa dinámica de nuevos aires se publicó “This Is What You Want... This Is What You Get” (esto es lo que quieres… esto es lo que obtienes). El disco es un entero rompimiento con su tradición underground, es un disco que busca (desde el título) otras audiencias (accede al disco en este enlace). Esta tendencia se vería en subsiguientes materiales, por ejemplo en Album, un disco cercano al Glam Rock Alternativo que se hizo a finales de los ochentas (accede a la reseña y al disco desde este enlace). 

Ahora bien, en términos estrictos muchos de sus temas se tratan de remix de temas grabados con anterioridad donde participó Levene pero no sacados a la luz originalmente y que fueron publicados producto de que Levene poseía un master de las versiones originales de algunos tracks inéditos que fue lanzado con el título: Commercial Zone (puedes acceder al disco en el siguiente enlace). Esto, como era de esperarse, trajo problemas legales entre Levene y el resto del grupo dado que PiL lanzaba sus discos en grandes sellos discográficos teniendo con ello un control estricto de qué se publicaba y qué se mantenía “escondido” o en “rare”. La forma en que se dieron las cosas no permitieron saber si las estas grabaciones originales hubieran visto al público si Levene no las hubiera expuesto, o, por el contrario, si la nueva formación de PiL ya tenía planeado realizar grabaciones alternas.


Dado esto,  This Is What You Want y Commercial Zone suelen entenderse como discos de contraste, discos que compiten entre sí. En mi particular punto de vista, Commercial Zone es, por mucho, el mejor de ambos. Sin embargo, cabe señalar que a pesar de este último es un gran disco no es otra cosa más que la línea que ya se venía notando desde Metal Box (accede al disco y reseña en este enlace), es decir, la forma de composición ya se conocía con anterioridad por lo que no representa por sí mismo un quiebre en el sonido, algo que sí es This Is What You Want. 

Después de That What Is Not (accede a la reseña, el disco y un vídeo inédito, aquí) PiL tomó un largo respiro de los escenarios y del estudio en la década de los noventa. Regresó entrado el siglo XXI, actualmente se realizan giras del grupo, se lanzó un nuevo disco LP titulado “This is PiL” (el cual se trata de un material muy bien logrado tomando en cuenta que los retornos de grupos ochenteros sueñen ser decepcionantes). En esta situación de reactivación del legendario grupo que reinventó el Punk Rock a un grado prócer se ha podido ver presentaciones que, una vez hechas a un lado las reyertas juveniles, integran a sus tres figuras míticas tocando sus clásicos, sin embargo ya no se unen para componer nuevos temas, de alguna manera concientizaron que lo suyo fue parte de un momento de su vida y cada uno de ellos hoy tiene otros proyectos. Levene y Wobble continuaron como solistas, Lydon tiene un capital con Sex Pistols y con PiL que le hace ser un hombre poderoso en el medio artístico que ya no necesita demostrar mucho y que, aun queriéndolo hacer su edad y su salud no le permitiría tener una actividad con el grado de producción que manifestaba a sus veinte y treinta años, él  se convirtió en una figura mediática que inclusive ha participado como presentador de TV, como protagonista de documentales, participante de debates políticos (donde no muestra un conocimiento importante del tema, no es una persona especialmente culta o precisa), es una figura que en sí misma genera audiencia aunque en realidad no se le tome enserio. Lydon hoy tiene un mote de toque aristocrático del hombre que se sabe importante, que se sabe mediático, querido por las masas, aprecio al que el responde con regocijo.


Por último, Levene seguramente es el que ha tenido menos fortuna de todos los participantes originales de los PiL, como en otras tantas historias del rock, echó a perder muchos años de su carrera producto de su adicción a la heroína (fue producto de esa adicción por la cual siempre fue despedido de los grupos, comenzando por The Clash, grupo en el cual fue guitarrista). En los últimos meses él ha estado realizando una campaña casi individual en redes sociales y medios alternativos publicitando un nuevo lanzamiento del Commercial Zone. Desconozco si ese lanzamiento se trata de lo que ya conocemos u otros masters que haya tomado sin el aval del grupo. 

Al fin de cuentas así es la historia del Rock, una historia conflictiva y ambigua.    

EXPENTANCY: Post Punk, New Wave, Experimental, Dark Sound, Dance
FELLOW: Sex Pistols, David Bowie, Psychic TV



9.12.14




Considerado como la biblia de los extintos La Polla Records, Salve, primer LP del grupo, se ha convertido en un clásico del punk rock de habla hispana. Publicado en el mismo año en que Eskorbuto lanzó su primer LP (Eskizofrenia), se presenta la semilla de la rivalidad que entre ambas agrupaciones se acrecentaría en el tiempo. 

El disco sabe a un toque pop, un sonido que nunca les fue propio en concierto donde desataban un manejo preciso, rápido, explosivo, sarcástico y dinámico de su música. Las letras, inteligentemente escritas, son un puñetazo de verdades lanzado en 19 canciones de poco más de minuto y medio, lo cual le vuelve un disco vertiginoso, ameno, bien logrado. En gran medida el aprecio que al disco se tiene es producto del trabajo vocal y letrístico que en él aparece, por medio de frases sencillas, claras, lúcidas, simétricas adheribles, se trata de un material que lanzó muchos de los eslóganes del punk rock en español, aspecto que en el momento de su publicación (1984) no existía en esta lengua. Para esos tiempos las grandes potencias del género se ubicaban en el mundo sajón, de ahí se extraían los “ideólogos”, las grandes figuras que, en términos serios, eran muy elementales y poco imaginativos, sobrevalorados. Algunos de ellos ya habían migrado a otros estilos para los ochentas. Sin embargo, en Salve se retrata un punk rock que entorna lo básico, lo cadencioso, lo “proto”, la crítica política no partidista, lo anticivilizatorio, el principio autodestructivo del “no future” de su apertura:

Montando bronca nos desahogamos.
Cuanto más fuerte más molestamos.
No quieren vernos pero aquí estamos
marcando nuestra pequeña venganza.
Vamos arrastrando nuestra ruina,
estamos demostrando que nada nos motiva.
Nada nos mueve,
no hay esperanza.
¡Venganza! 

Estas expresiones le eran muy propias (léase: adecuadas) a la situación social por la que corría la España posfranquista, principalmente en la zona Vasca, lugar donde aparecieron los grupos que radicalizarían el rock de la península. En la zona madrileña estaba en boga una especie de movimiento musical de bandas  de New Wave y Post Punk integradas por jóvenes de la clase media, se le llamaba: Movida Madrileña. La agrupación que alcanzó mayor fama de este último fue Alaska y Dinarama, un grupo integrado por jóvenes con tintes ideológicos de la ultraderecha (cada vez que tenían oportunidad despotricaban contra el comunismo, contra la protesta política, y, claro está, contra el movimiento de grupos vascos que eran en términos esenciales contrarios).  Otro más, pero cortado con la misma tijera, fue Parálisis Permanente, el cual intentó ser una copia del Post Punk, o Punk Siniestro, que se hacía en Inglaterra, país al que viajó Eduardo Benavente y que a su regreso intentó imitar en sus modas. Para el País Vasco la situación era distinta, por muchos observada como una suerte de derrota una vez esperada la independencia del Reino de España a la muerte del dictador Franco; la pobreza, la marginación, la heroína y el paro eran los elementos cotidianos sobre los cuales se desarrollaron los grupos que ahí aparecían y que, una vez pasado el tiempo, en la actualidad son considerados los generadores de una de las épocas del Anti Todo. Aspecto que ni en mínima proporción gestó la Movida Madrileña que se centró en hacer montañas de dinero y convertir a sus integrantes en músicos famosos durante un acotado periodo de tiempo. De Alaska y Dinarama no se puede escribir mucho, en ellos no hay ningún fin o justificación extraordinaria a su trabajo, en ellos no hay más espíritu que el dinero y el aplauso. 

En función de lo anterior se explica la aparición y las formas de La Polla Records, el desglose de sus elementos, su finalidad. El desarrollo del grupo está profundamente ligado a situaciones azarosas; se fundaron como un mero pasatiempo, no conocían a detalle lo que era el Punk Rock (inclusive, hoy lo dicen ellos mismos, en un principio les cerraron puertas dado que no vestían como solía hacerlo el Punk de la época. Y no lo hacían dado que no sabían cómo era esa estética), cuando construyeron sus letras buscaban hablar de cosas que les ocurrían, no poseían estudios superiores, se trataba de obreros, de jóvenes trabajadores del ramo de la construcción (empleo muy común para cualquiera que no poseía estudios académicos en esos días) que montaron un grupo sin mayores expectativas, sin público, y que las circunstancias les fueron benéficas. 

Salve se realizó en un pequeño sello sin mayores pretensiones que grabar lo que hasta ese momento tenían articulado. Inclusive se seleccionó esa casa disquera sólo por ahorrarse unas pesetas. Por el azar y el impredecible juego del cambio de circunstancias el disco se vendió bastante, el sello creció rápidamente al recibir inversión y el grupo adquirió una notable fama en toda España, a pesar de ello el grupo pasó bastantes años sin cobrar, o cobrando montos económicos casi simbólicos, por sus conciertos… 

...muchas veces estábamos sin un duro para transportarnos. Llegábamos a los conciertos sabiendo que no nos pagarían nada. Pero, eso sí, llegábamos sin dinero pero con una fama inmensa. Los organizadores nos decían que apoyáramos los eventos con nuestra presencia, siempre ‘para la causa’…Después nos dimos cuenta cuál era esa causa, engordar sus bolsillos aunque nosotros no tuviéramos para comer.     

Después de este exitoso primer lanzamiento, vinieron otros discos que repitieron la fórmula de Salve, pero ninguno de ellos fue elevado a la categoría de disco de culto que alcanzó el primer lanzamiento.


La Polla Records ha dejado de existir, Evaristo Páramos -su vocalista- ha continuado con otros proyectos. Ya se trata de un hombre que aprendió a madurar en los escenarios, hoy cuenta con 54 años, con hijos, con una importante trayectoria que le permite vivir de sus presentaciones como vocalista profesional sin necesidad de amasar fortuna alguna, sino de una forma sobria, austera, con lo necesario para no convertirse en un viejo ridículo con sueños los de grandeza que caracteriza a muchos otros músicos de su edad y talle. 

Lo que más nos ayudó en nuestra carrera fue el lugar de donde veníamos. Era un pueblo pobre de trabajadores rudos. Algunas veces nos presentábamos ante 20 000 personas y cuando regresábamos estábamos orgullosos y pretenciosos como cualquier chaval que cree hizo algo. Pero al llegar a nuestro pueblo siempre nos bajaban de ese tabique en que te pone el aplauso, y eso fue lo que más nos ayudó a mantenernos activos tanto tiempo. Nuestro pueblo nos enseñó a no perder los pies.
 
EXPENTANCY: Punk Old School
FELLOW: RIP, Cocadictos, Eskorbuto, Sex Pistols






7.12.14


Dicky Design se trata de un duo alemán que lanzó un único disco y apareció en pocos compilados de sellos independientes durante la década de los 90. Se encuentran dentro del corte minimalista de la música electrónica de finales del siglo pasado antes de que Martial Canterel popularizara el estilo ya entrado el siglo XXI con el arrollador Confusing Outsides. Por su parte, Dicky Design se trata de un proyecto ácido, con pocos pulidos, una condición de grupo que acentúa las funciones de las bandas y solistas que dominaron el tiempo de las máquinas, aquellos que sin temor aceptaron y replicaron el espíritu de la Musique Concrète; hacer más con menos (un interesante compilado de ello, puede ser descargado en este enlace). 

Into The Ghetto Lp de Dicky Design publicado en 1998, se compone de 14 temas realizados con electrónica analógica. Es un disco lento, en algunas secciones son delirantes, generalmente decadencioso, difícilmente definido como música de baile.  

EXPENTANCY: Minimal, Synth
FELLOW: Snowy Red, ICU, Monoton







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

*  *

  • Los archivos de audio se encuentran a una calidad de 128 Kb/s o superior.
  • Los archivos de vídeo se encuentran en formato AVI o WMV.


Lee la reseña, cada post posee su propio enlace para descargar..

Si eres el creador de un material que aquí se presente y no deseas que se distribuya, házmelo saber y será eliminado.

______________________

  • The audio files are in quality 128 Kb / s or higher.
  • The video files are in AVI or WMV format.


Read the reviews, the download links are at the post.

If you are the creator of a disc/video and this bothers distribution at the Website, just let me know for deleting.

SOCIAL



Flag Counter

Post direct your e-Mail:

Delivered by FeedBurner



Tecnología de Blogger.