Insanity



6.7.15


La novela futurista de Anthony Burgess, A Clockwork Orange, no tuvo demasiada repercusión en la literatura de los años sesentas. Cuando se escribió se hizo en un momento en que la subversión se expresaba por medio de las actividades regularmente asociadas a la intelectualidad, los beat estaban en escena experimentando con el concepto de libertad humana y sexual para explorar sus posibilidades; por otra parte, Charles Bukowski renegaba de ellos al clasificarlos como literatos de moda y él hacía su trabajo poético ejercitándose en lo anárquico; además, los situacionistas también hacían lo propio pero tomando la mano a corrientes políticas de izquierda.

Para finales de los años 50, Burgess se abría paso en medio de un clima de competencia con los escritores norteamericanos que dominaban la escena. Transcurría la vida que casi cualquier artista, especialmente los escritores, tienen que llevar para hacer de su arte su vida. Él vivía sin ingresos económicos estables, en medio de una pobreza que escandalizaría a cualquier treintañero que busca asegurarse una vida estable (algo muy propio a esa edad), vivía en una esas “casas rodantes” y estaba obsesionado con escribir algo que le catapultara a la fama no por la fama en sí misma, sino con el objetivo de tener lo suficiente para poder vivir haciendo lo más gustaba, que era escribir.   

El éxito de A Clockwork Orange no llegó con su publicación sino con la adaptación cinematográfica que hizo uno de los íconos del cine, adaptación que se hizo 10 años después del libro. Stanley Kubrick realizó una película donde propuso una peculiar visión de una juventud masacrada en su psique. La excelente fotografía del film, el vestuario, el guión, las impecables actuaciones y la violencia explícita (algo que no se veía en aquellos días en el cine) impactó, y sigue impactando, a los jóvenes a un grado tal que a principios de los setentas se formaron pandillas que emularon lo visto en el film. A su vez, la influencia que tuvo no se limitó a las calles, también en el arte se dejó ver su influencia; por ejemplo, el personaje de Ziggy Stardust (David Bowie) se hizo bajo inspiración de Alex (protagonista de la novela), y así podrían darse bastantes ejemplos donde A Clockwork Orange infiltró el Rock n Roll de los setentas.


Este disco fue hecho por una de esas bandas que mostraron  de ese reconocimiento, incluso llevando a éste al grado de hablar de una “generación”.  

...Cabe señalar, sólo a manera de apunte, que la adaptación que Kubrick hizo de la novela fue -con justa razón- severamente criticada por Anthony Burgess y esa crítica no se sustenta en un “orgullo de artista”, sino en una violación del objetivo fundamental de la obra que era manifestar un repudio a los medios de desarrollo que se ofrecen a la juventud, medios que atraen el hambre por la destrucción de lo social; el objetivo pedagógico de A Clockwork Orange se podría resumir en una frase: El problema de lo antisocial en lo juvenil no está en la psique de los jóvenes, sino en las condiciones objetivas de existencia que se les ofrecen para su desarrollo individual y social.

EXPENTANCY: Punk, Psychedelic
FELLOW: Sex Pistols, Spherical Objects



0 comentarios:

Publicar un comentario


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

*  *

  • Los archivos de audio se encuentran a una calidad de 128 Kb/s o superior.
  • Los archivos de vídeo se encuentran en formato AVI o WMV.


Lee la reseña, cada post posee su propio enlace para descargar..

Si eres el creador de un material que aquí se presente y no deseas que se distribuya, házmelo saber y será eliminado.

______________________

  • The audio files are in quality 128 Kb / s or higher.
  • The video files are in AVI or WMV format.


Read the reviews, the download links are at the post.

If you are the creator of a disc/video and this bothers distribution at the Website, just let me know for deleting.

SOCIAL



Flag Counter

Post direct your e-Mail:

Delivered by FeedBurner



Con tecnología de Blogger.