Insanity



1.2.16


La relación que tengo con Bowie es igual a la que tengo con cualquier otro grupo; no doy atención a las opiniones generalizadas respecto a él, ni doy atención a lo que quiere posicionar la prensa musical, la cual no suelo leer casi nunca. Me gusta abordar a los artistas con mis propias armas y formarme un criterio personal de ellos, no busco ser especialista en este tema ni atraer gente partiendo de mis opiniones, sólo busco hablar de esto que yo disfruto y decirle que no sólo es música, sino que se parte de algo más complejo, algo que suele olvidarse en el mundo que hoy vivimos, un mundo que busca reducir todo a su expresión más básica bajo la arenga de la objetividad, dejando con ello de ser objetivo. Ser objetivo es reconocer las causas que determinan y componen los eventos, pero parece que ahora creen que ser objetivo es ser simplista. Soy como debería de ser la gente un poco racional y soberana, juzgar por sí mismos, conocer primero la obra y después lo que la crítica -los especialistas- dice.

En relación a Bowie, muerto hace unos días, mi opinión general no es demasiado buena, sin embargo, la opinión particular sí lo es. Centrándome en el Bowie de los sesentas no puedo decir más que es tedioso; el de los setentas es un músico y artista con un desplaye de genialidad casi único; el de los ochentas vuelve a ser tedioso; el de los noventas se conserva como un mal artista que ya se encarga de vivir del cuento y se prostituye a más no poder; y sólo para su muerte, ya sin los intereses mundanos que a todos nos preocupan, vuelve a generar un disco magnífico, un disco muy extraño, un disco que parece tiene un mensaje oculto, hablo del Blackstar. 

Bowie genero personajes para presentar sus discos. Él era del tipo de vocalistas que no se limitaba a vocalizar, sino que nutría eso de una puesta en escena que con el tiempo se fue popularizando con el nombre de Performance. Bowie adoptaba formas teatrales durante los periodos de promoción de sus materiales y, después, los abandonaba cuando venía un nuevo disco o un nuevo periodo en su música dado que sus personajes representaban periodos de su vida. De los diferentes personajes que creó el Ziggy Stardust fue el más entrañable. Ziggy casi gustaba a cualquiera, era un visionario y futurista, un ser extraño que intentaba presentarse como alguien de otro planeta que traía un mensaje desolador y pesimista para el mundo, un ser que fue tragado por los propios vicios humanos, un ser que termina por rendirse. Las características de invención del Ziggy eran un poco tontas, incluso infantiles, pero el talento que explayaba dejaba boquiabiertos a sus contemporáneos e incluso hasta nuestros días sigue sorprendiendo. 

Con Ziggy y el grupo que formó para acompañamiento, se revolucionó la música y casi por específico se le dio todo el crédito a David Bowie dado que él era el compositor principal de los temas, él fue el que creó el concepto. Es cierto que ya estaban apareciendo varios artistas que señalaban que se avecinaba un cambio en las formar de hacer música, por ejemplo, Roxy Music que desde principios de los setentas ya se encontraba gestando lo que Bowie perfeccionaría hasta la Trilogía de Berlín, la cual grabó con Brian Eno que comenzó su carrera como experto en sintetizadores precisamente con Roxy Music. Pero, cabe señalar, que Bowie tuvo desde joven un olfato especial para los negocios y que muchos otros de sus contemporáneos no poseían ese talento para verse como un producto para el consumo de masas, para el lucro, para la publicidad. Bowie usó ese olfato para impulsar su carrera, recibió grandes inversiones e incluso hoy es público que cuando se encontraba promocionando al Ziggy Stardust no tenía ni un peso en la bolsa, estaba viviendo con todo lujo por medio de las deudas, vivía como un millonario y cuando se presentó a los grandes públicos casi nadie le conocía, parecía ser que había nacido de la nada a pesar de tener producciones desde los sesentas. Él tuvo el carisma para contactar con el público y crear un mito en torno a su persona y mucho de su talento como músico era una traducción de su talento como inversor, actualmente sería un especulador, término casi peyorativo pues en la especulación siempre hay una estafa de por medio. 

Para este post presento un disco que seguramente es poco conocido (puedes acceder a él desde este enlace). Se trata de versiones especiales que la televisión pública británica, la BBC, una TV que siempre estuvo muy al tanto de su carrera y que ya tenía historia dado que solía prestar mucha atención a los talentos emergentes británicos, incluso la BBC también grabó algunas cosas a Bauhaus, así como tener diversos compilados a la música electrónica del Reino Unido. Pueden acceder al extraordinario disco “Music from the BBC Radiophonic Workshop” desde este enlace

EXPENTANCY: Proto Punk
FELLOW: Iggy Pop, Roxy Music, The Velvet Underground






     

0 comentarios:

Publicar un comentario


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

*  *

  • Los archivos de audio se encuentran a una calidad de 128 Kb/s o superior.
  • Los archivos de vídeo se encuentran en formato AVI o WMV.


Lee la reseña, cada post posee su propio enlace para descargar..

Si eres el creador de un material que aquí se presente y no deseas que se distribuya, házmelo saber y será eliminado.

______________________

  • The audio files are in quality 128 Kb / s or higher.
  • The video files are in AVI or WMV format.


Read the reviews, the download links are at the post.

If you are the creator of a disc/video and this bothers distribution at the Website, just let me know for deleting.

SOCIAL



Flag Counter

Post direct your e-Mail:

Delivered by FeedBurner



Con tecnología de Blogger.