Insanity



29.8.13



Guerra a la Guerra e Ingobernables barrieron el camino que Sin Dios quiso dar a su música, un hardcore pulido, buena producción, letras trabajadas y premisas ideológicas que exponen a una banda que apostó a la politización de su público como justificación para el grupo. Ellos fueron una banda alejada, y crítica, del carácter anarquista-nihilista del punk de primera generación (Eskorbuto, Cicatriz y RIP) alistada a una línea que preserva a rajatabla un proyecto político, dado que Sin Dios se forma por activistas del sindicalismo obrero español.

Sin Dios es un caso ejemplar del tipo de bandas que buscan influir con mensajes y actitudes dirigidas y planeadas sobre sus escuchas; cometer una somera revisión de las actitudes típicas del rock callejero es encontrar que son escasos los hilos que direccionan hacia la defensa radical de una postura que opte por la masificación de principios existenciales, regularmente los músicos que no se venden al manager son sujetos no empecinados a la promoción de corrientes políticas, sino a una lucha ardiente, solitaria y romántica contra un sistema moral podrido en fundamentalismos. Para el caso de Sin Dios tenemos a una banda legítima, no vendida a firmas o a proyectos empresariales, pero sí muy criticada por hacer uso de un mensaje que incita a la organización en células políticas que dirijan las acciones cotidianas de las personas, inclusive ellos criticaban el uso de drogas, el consumo de carne, etc. Sus discos son un bombardeo de críticas al sistema político, económico y judicial, al paradigma de la globalización y a lo que ellos consideran “inconciencia social”. Si bien sus letras se encontraban muy bien hechas y forjadas en las vicisitudes de la vida cotidiana de los despojados, llegó el momento en que muchos de los conceptos que ellos llevaron a los escenarios, mesas de discusión y entrevistas, se convirtieron en el Cliché de su público, un público que hace uso ignorante de conceptos como lo son Globalización, Multinacional, Marxismo, Anarquismo, etc. Salvo honrosas excepciones, el punk típico -es decir, la persona que se autodenomina como “un punk”- es poco educado, poco letrado y carente de personalidad para discernir entre matices de distintas vertientes de pensamiento y ello da al traste a toda idea que podría ser brillante y propositiva al empezarse a repetir con plena vacuidad.

Después de poco más de 10 años de existencia del grupo, éste se desintegra dejando una leyenda de trabajo autogestionado con férrea creencia en él a pesar de las vicisitudes contrapuestas al propósito de Sin Dios.


EXPENTANCY: Punk & Hard Core
FELLOW: Los Muertos de Cristo & Disidencia


_____________








0 comentarios:

Publicar un comentario


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

*  *

  • Los archivos de audio se encuentran a una calidad de 128 Kb/s o superior.
  • Los archivos de vídeo se encuentran en formato AVI o WMV.


Lee la reseña, cada post posee su propio enlace para descargar..

Si eres el creador de un material que aquí se presente y no deseas que se distribuya, házmelo saber y será eliminado.

______________________

  • The audio files are in quality 128 Kb / s or higher.
  • The video files are in AVI or WMV format.


Read the reviews, the download links are at the post.

If you are the creator of a disc/video and this bothers distribution at the Website, just let me know for deleting.

SOCIAL



Flag Counter

Post direct your e-Mail:

Delivered by FeedBurner



Con tecnología de Blogger.