Insanity



21.8.15


Punk Attitude es un documental que cuenta una historia desde la óptica conservadora sobre algo que no es conservador. Este es uno más de los documentales que yo ubicaría como el trabajo típico estadounidense que está hecho con la intención de nutrir la óptica de un jovencito promedio respecto al desarrollo del punk, y establecer a éste como un producto de la idiosincrasia y los valores norteamericanos. Incluso pareciera estar financiado por la industria musical americana, haciendo una analogía, Punk Attitude está a la altura de lo que para un historiador serían los trabajos de History Channel, es decir, un trabajo de holgado presupuesto pero baja calidad informativa, sin ningún tipo de reflexión crítica ni apegado a la evidencia de la multiplicidad de acontecimiento y factores que integran los hechos.  

La historia oficialista del punk es una historia viciada, trillada, repleta de clichés, una historia que se ha repetido miles de veces en artículos de revistas del oficialismo en la industria musical, como la Rolling Stone, en documentales hechos en los EU, en los grupos que actualmente quieren hacerse pasar como punks originales (por ejemplo, Casualties o Exploited) y todos los mecanismos para imponer una narrativa sesgada como única realidad posible. Una historia que no dice más que: todo comenzó en EU, después se exportó a Inglaterra, hubo intercambios entre ambos países y al fin de cuentas los que se decían rebeldes antisistema terminaron por vender su música porque esa es la historia natural de cualquier grupo que tiene éxito. 

Y Punk Attitude es precisamente parte de ese montón inútil de documentales, inútil dado que ahora, con la apertura a la información proveniente de distintas partes del mundo es difícil mantener una historia del desarrollo de cualquier propuesta cultural  como sí está fuese maniquea. Propongamos algunos puntos de observación a la historia tonta que aborda este y muchos otros documentales. 

La narrativa respecto a una historia de la música casi lineal donde (y cosa peculiar, se narran los hechos como si todo hubiera sido hecho por gente blanca) Iggy Pop, Velvet Underground, David Bowie, MC5, New York Dolls, etc., fueron la raíz en que se inspiraron Ramones en EU, después lo exportaron a Inglaterra gracias a un usurero llamado Malcolm McLaren, el cual juntó un grupo de jóvenes sin quehacer ni beneficio y les dio promoción mundial por medio del escándalo, etc., etc., etc., fue sostenida casi desde los 80s (cuando se empezó a imponer esa narrativa) hasta finales del siglo XX. Sin embargo, ahora han aparecido las fisuras de esa historia de facilismo y se han manifestado aquellas particularidades que la rompen. A principios del siglo XXI se publicó uno de los mejores documentales en torno a un grupo que no compartía en nada la idiosincrasia de los blancos, ni las creencias, y que estaban mucho más adelantados a su tiempo en comparación con cualquier otro grupo de la época, me refiero a la banda de Detroit, Death. Un trío de chicos de color que tenían todo, hasta el nombre del grupo, para ser definidos por derecho propio (si en la historia que nos contaron no se hubiera mentido tanto) como la primera banda del punk. 

Algunos alegan que “eran desconocidos y por lo tanto no se habló antes de ellos”. En efecto, eran desconocidos por las masas (las masas casi siempre desconocen todo, son los borregos habituados a que otros piensen por ellos. Parecen loros), pero los coleccionistas de discos sí que los conocían pero preferían cerrar la boca. Entre esos que ya los conocían desde tiempo atrás está Jello Biafra (aceptado por él mismo).    



Sobre Death no se dice ni una palabra en el documental Punk Attitude. 

Otro más sobre los cuales nunca se habla es sobre Chrome. Ellos ya estaban publicando discos desde 1976, se habían formado desde antes de ese año y ya daban conciertos. Cualquiera que les conozca sabrá que Chrome dio un salto doble desde el 75, ya hacían un punk de vanguardia e incluso ya hacían lo que después se hizo en el Post Punk desde mucho antes que se le atribuyera el chiste Post Punk a Joy Division. Si la historia fuera sincera se ubicaría, por lo menos, a Ramones a la misma altura de Chrome, pero nunca se ha hecho eso dado que Chrome nunca se vendió como dulces empalagosos a la industria musical, algo que sí hizo la banda Ramones y la industria pendenciera les supo pagar su forma de arrodillarse a las necesidades de venta masiva (basta con ver vídeos de las giras de Ramones, es patético ver a sus fans recibiéndolos como se recibía a estrellas del pop) atribuyéndoles ser los inventores de un estilo que ya se manejaba desde años atrás.  

Sobre Chrome tampoco se habla en Punk Attitude.

Bajando más la mirada, a tierras latinas, particularmente Perú, una historia honesta del punk tendría que hablar sobre Los Saicos, una banda que adelantó a cualquier otra de su momento histórico. Los Saicos desde el 65 ya hacían lo que se llamaría Proto Punk, además la historia de ese grupo es apasionante.

Tampoco se menciona ni una palabra sobre Los Saicos en Punk Attitude.

Sumando a lo anterior, aquél que crea que el punk fue un gran estilo gracias a lo que hicieron los ingleses y los norteamericanos con él (que básicamente fue prostituirlo), son unos pendejos que han sido engañados. El punk fue grande porque mostró ser un género que se dio en diversas partes del mundo, se importó de Inglaterra, de los EU, otros en Latinoamérica ya lo estaban haciendo sin saber que pertenecían a un estilo que se manifestaba en diversas partes del mundo; el punk fue grande porque trascendió absolutamente todos los lenguajes, se cantó en español, ruso, italiano, francés, inglés, portugués, e incluso hay algunos de américa del sur que lo han cantado en lenguas autóctonas. En el caso de España, Eskorbuto fueron mucho más grandes que Sex Pistols, pero de igual forma se mantuvieron en el underground, Eskorbuto nunca fueron prostitutas del rock, ya sea porque creían realmente en lo que hacían o porque eran tan salvajes que su inaccesibilidad les cerró puertas. Y muchos grupos españoles publicaron mucho más que los anglosajones, se vendieron mucho menos y hasta la fecha siguen en el mismo talante y convencimiento.  

Englobando; lo que se observará en Punk Attitude es la historia de aquellos grupos que en algún momento dejaron de estar en el underground; lo único underground que abordan es el No Wave, pero sólo lo hacen de forma muy tangencial, como si no hubiera dejado huella alguna. Incluso presentan el No Wave como un estilo que a pesar de su intencionalidad hubiera fracasado ante el embate de la maquinaria de la industria musical. No se habla en absoluto del papel de los sellos independientes, un papel que fue muy importante para fundar la tradición del músico autónomo. En este documental no se dice ni una palabra de CRASS (y hablar de punk anglosajón y no hablar de CRASS…), tampoco se menciona absolutamente nada de GG Allin (que puede bien no gustar a muchos, pero es parte de esa historia que molesta a la Rolling Stone pues con GG se muestra que no todos tenían por intención ser bufones de la industria), no se menciona nada de bandas de punk mexicano que saben lo que es realmente lo salvaje y la vida dura de la calle, la delincuencia, la falta de oportunidades y la escases de recursos hasta para grabar un disco, no se menciona nada del movimiento Okupa, nada de la autogestión, nada del Kill Your Tape, ni de todas esas cosas que deliberadamente renuncian a la venta en pro de seguir sus ideales (sean estos utópicos o realistas). Incluso llegan momentos donde parece que la discusión se centra en “quién era más punk, los británicos o los estadounidenses”

En este documental se evita todo aquello que rompa la historia que podría resumirse en:
 ...el punk original fue un estilo netamente anglosajón que acabó implosionando, los punks maduraron, se adaptaron a las necesidades sociales y ahora aceptan a Nirvana y Green Day como su evolución natural. Al fin de cuentas así se mueve el mundo y tarde o temprano todos son absorbidos. 
Esa máxima, tan estadounidense, tan mesiánica, tiene una intencionalidad de dirigir un mensaje moral; la intencionalidad de decir al interlocutor que no existe más realidad posible que la que para él y su futuro se ha diseñado. Esa máxima es mentira y existe múltiple evidencia de ello. Pero para un fundamentalista ninguna razón es suficiente para acabar con sus prejuicios. 

Punk Attitude es un documental que cuenta una historia desde la óptica conservadora sobre algo que no es conservador. 

EXPENTANCY: Punk Rock, Post Punk




0 comentarios:

Publicar un comentario


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

*  *

  • Los archivos de audio se encuentran a una calidad de 128 Kb/s o superior.
  • Los archivos de vídeo se encuentran en formato AVI o WMV.


Lee la reseña, cada post posee su propio enlace para descargar..

Si eres el creador de un material que aquí se presente y no deseas que se distribuya, házmelo saber y será eliminado.

______________________

  • The audio files are in quality 128 Kb / s or higher.
  • The video files are in AVI or WMV format.


Read the reviews, the download links are at the post.

If you are the creator of a disc/video and this bothers distribution at the Website, just let me know for deleting.

SOCIAL



Flag Counter

Post direct your e-Mail:

Delivered by FeedBurner



Con tecnología de Blogger.